Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Viernes 8 de Julio de 2011

Imagen de Chile

El Mercurio

En su editorial de este miércoles 6 de julio de 2011, el diario santiaguino valoró los esfuerzos para promocionar el país en el extranjero, pero advirtió que “requiere un arduo trabajo no sólo externo, sino también interno” y “supone muchas modernizaciones en los sectores estatal y privado ya identificadas hace largo tiempo”.Fundación Imagen de Chile - Noticias - Imagen-de-Chile La interdependencia, la apertura de los mercados, el incremento mundial del turismo, la influencia de las comunicaciones -en definitiva, la globalización- demandan presencia internacional. Para Chile, país mediano en tamaño y demografía, alejado geográficamente de los centros políticos y económicos, no ha resultado fácil darse a conocer y diferenciarse.

El nuevo director ejecutivo de la Fundación Imagen de Chile ha valorado el gran esfuerzo realizado para promover al país en el extranjero, pero también advierte que todavía hay por delante una enorme tarea pendiente, que se quiere abordar desde tres ángulos: promover las fortalezas económicas, para captar inversiones, aumentar el comercio y potenciar el turismo; trabajar con actores públicos y privados que se desenvuelven en el exterior, para aprovechar plataformas de relaciones existentes, y coordinar la acción comunicacional de las instancias que operan internacionalmente.

Chile es un país valorado por su estabilidad política, fortaleza económica y nivel cultural, pero sigue con bajos índices en los estudios de conocimiento internacional. La nueva autoridad de Imagen de Chile estima que, más que un eslogan, se requiere crear un “ícono” de fácil recordación, apoyado en una realidad comprobable, que nos identifique y distinga como país. Eso busca la campaña basada en la frase “Chile hace bien” ( Chile is good for you ), al resaltar tanto nuestros productos de exportación como nuestro ordenamiento interno. Sin embargo, su eficacia estaría amagada por la estrechez presupuestaria, pues dicha fundación actualmente cuenta con menos de la mitad de los recursos públicos que otros países latinoamericanos para igual objetivo. De allí que sea oportuna la iniciativa de atraer recursos privados mediante auspicios y otras fórmulas.

Una visión global de las fortalezas del país resulta indispensable en su promoción internacional, pero también lo es la proyección de ciertos aspectos específicos y estratégicos -pocos y precisos- que deben resaltarse, ya que no parece viable intentar posicionarse en demasiados temas al mismo tiempo, pues eso puede traducirse en un desperfilamiento de la imagen.

Por otra parte, tan importante como el contenido de la campaña, la coordinación de los actores involucrados y los recursos comprometidos será el entorno con que se encuentre el extranjero al visitar nuestro país. Ninguna imagen perdura si no corresponde cercanamente a la realidad, y la de nuestro país, como la de cualquier otro, surgirá, en última instancia, de esa experiencia del extranjero en suelo chileno. Al respecto, es de reconocer que, hoy, la irregular calidad de los servicios, el bajo conocimiento promedio del idioma inglés, la insuficiente infraestructura, conspiran contra lo central de una campaña bien orientada y necesaria, pero que, para sostenerse y rendir los frutos esperados, requiere un arduo trabajo no sólo externo, sino también interno. Esa labor supone muchas modernizaciones en los sectores estatal y privado ya identificadas hace largo tiempo, pero que no avanzan con el ritmo necesario. La Fundación Imagen de Chile difícilmente puede ir más rápido y más lejos que Chile mismo.