Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Jueves 30 de Mayo de 2013

Alfredo Jaar realza pabellón de Chile en Bienal de Venecia

Fundación Imagen de Chile respalda presencia nacional en la muestra.

Resultado del trabajo colaborativo entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA); la Dirección de Asuntos Culturales (Dirac) y el programa de promoción de exportaciones ProChile, ambos del Ministerio de Relaciones Exteriores, y la Fundación Imagen de Chile abrió sus puertas el pabellón de Chile en la 55ª Bienal de Venecia.

En la ocasión, fue develada la propuesta titulada “Venezia, Venezia”, del artista nacional Alfredo Jaar, que fue recibida entre aplausos por el público compuesto por artistas y galeristas de todo el mundo, además de admiradores del chileno.

Nadie ocultó su sorpresa al ver cómo parte de la propia Bienal era replicada en una obra que emergerá del agua 24.860 veces durante la muestra, para luego volver a desaparecer, en lo que su autor describió como “24.860 oportunidades de imaginar un orden diferente, de una especie de democracia cultural abierta a todos”.

Comisariado por el CNCA, el trabajo del pabellón de Chile “es un intento poético de cuestionar el modelo de la Bienal de Venecia. El modelo de los pabellones nacionales me parece totalmente obsoleto, porque en el mundo de hoy las culturas fluyen y hay un movimiento y una movilidad extraordinaria”, explicó Jaar.

Trabajo de gran prolijidad

El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke -quien junto al artista y la curadora Madeleine Grynsztejn, abrieron las puertas del espacio- se mostró impresionado tras ver la obra y se manifestó “contento y emocionado”.

“Creo que estamos hablando de un trabajo hecho con una gran prolijidad, con una profunda reflexión respecto de lo que es el arte y de lo que debe ser y cómo debe proyectarse en el futuro. Y orgulloso de que sea nuestro más grande artista el que represente a nuestro país en el lugar más relevante del arte mundial como es la Bienal de Venecia”, dijo.

La obra, inmersa en un pabellón de 500 metros cuadrados, consiste en una especie de piscina de metal cuadrada, de cinco metros por lado y un metro de alto. En ella, emerge una réplica perfecta a escala (1:60) del Giardini, el lugar que junto a El Arsenal, es una de las zonas de Venecia donde se desarrolla la muestra.

El primero, sin embargo, tiene la particularidad de que ahí existen 28 pabellones permanentes, de países como Rusia y Japón, entre otros y, en la composición de Jaar, este lugar sale a la superficie cada tres minutos aproximadamente, permaneciendo mayormente sumergida y dando poco tiempo para observarla de una vez.

Motivo de orgullo

La autoridad también celebró la presencia de otros creadores nacionales en Venecia, hecho que calificó como un “motivo de gran orgullo, (que) da cuenta del estado del arte nacional”.

“Me parece notable que tengamos seis artistas en distintos lugares de representación. Esto es el gran encuentro mundial del arte, aquí es donde se cuestiona, se pone en valor, precisamente, el arte mundial”, indicó.

Curado por el artista franco-peruano Jota Castro, al “Pabellón de la Urgencia” fueron convocados los chilenos Jorge Tacla y Patrick Hamilton, así como el español Santiago Sierra, la brasileña Cinthia Marcelle, la mexicana Teresa Margolles, el cubano Wilfredo Prieto, la irlandesa Ella De Burca y la palestino-saudí Emily Jacir, entre otros.

Uno de los espacios más experimentales de la Bienal, el Pabellón IILA (del Instituto Italo-Latinoamericano), será curado por el alemán Alfons Hug y la chilena Paz Guevara. A dicha instancia, fue convidada la dupla de Joaquín Cociña y Cristóbal León.

El también chileno Cristián Silva-Avaria participa como parte de una muestra colectiva de videorte de Alemania y Brasil.