Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Miércoles 18 de Junio de 2014

ALMA posiciona a Chile como polo astronómico

La llegada de la última antena del radiotelescopio más grande del mundo al llano de Chajnantor generó una relevante cobertura periodística internacional. El hito se dio a conocer en una conferencia de prensa organizada por la Fundación Imagen de Chile.

Una significativa visibilidad mediática internacional generó el arribo de la última antena del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) al llano de Chajnantor, a 5.000 metros sobre el nivel del mar, donde se encuentra el radiotelescopio más grande del mundo. Su llegada pone fin a la instalación de las 66 antenas de ALMA, situadas en el desierto de Atacama, en el norte de Chile, donde en el futuro trabajarán como un solo telescopio gigante. El hito fue dado a conocer en una conferencia de prensa organizada conjuntamente por Fundación Imagen de Chile y ALMA y generó más de 130 publicaciones se registraron en medios internacionales, como Reuters, AP, EFE, entre otros.

La antena nº 66 fue transportada hasta el Sitio de Operaciones del Conjunto (AOS, en su sigla en inglés) el viernes 13 de junio de 2014, tras haber sido entregada al observatorio ALMA para las pruebas finales en octubre de 2013.

Con 12 metros de diámetro, se trata de la 25ª y última antena europea en ser transportada hasta el llano de Chajnantor, donde operará al unísono con sus predecesoras europeas y otras 25 antenas norteamericanas de 12 metros y 16 de Asia del Este (cuatro de 12 metros y doce de 7 metros). El proyecto internacional ALMA es el observatorio astronómico terrestre más grande del mundo.
“Estamos muy orgullosos de haber alcanzado este importante hito para el proyecto ALMA. Esto completa la entrega de sistemas tecnológicos de punta a su destino final, el llano de Chajnantor”, dijo el director de ALMA, Pierre Cox, en una conferencia de prensa realizada en Fundación Imagen de Chile.

Pierre Cox explicó que “con esta última etapa de la construcción de ALMA surge un potencial fantástico para nuevos descubrimientos científicos para los próximos 30 años. El proyecto completo estará en pleno funcionamiento en octubre del 2015 aproximadamente, en lo que se llama el ciclo 3, donde estará el máximo de antenas disponibles para la ciencia en todo el mundo”.

Gracias a las observaciones que permitirá ALMA en su capacidad máxima será posible observar cómo se forman las estrellas, los planetas y las galaxias, desde que el universo era muy joven, incluso desde los inicios de la vida. Para la comunidad general el interés que esto tiene es que podrá dar algunas respuestas respecto del universo en el que habita el ser humano.

ALMA observa el Universo usando la luz en ondas milimétricas y submilimétricas, entre la luz infrarroja y las ondas de radio del espectro electromagnético. La luz emitida en esas longitudes de onda proviene de extensas nubes frías del espacio interestelar y de algunas de las galaxias más jóvenes y distantes del Universo. ALMA permitirá a los astrónomos explorar los misterios del Universo frío, donde se ocultan los secretos de nuestros orígenes cósmicos.

Según la Fundación Imagen de Chile, ALMA es un proyecto que genera una visibilidad única a nivel mundial ya que posiciona a nuestro país como un polo astronómico y un actor relevante en materia de observación astronómica gracias a sus cielos prístinos y condiciones climáticas, además una infraestructura y un sólido respaldo institucional que dan cuenta de una nación que está preparada para acoger iniciativas de gran envergadura como ésta. Por otro lado, al contar con el 10% del tiempo disponible para la observación científica, para los chilenos implica además un enorme potencial de desarrollo en el campo de la investigación y la docencia.

La instalación astronómica internacional ALMA es una asociación entre Europa, Norteamérica y Asia del Este en cooperación con la República de Chile. La construcción y las operaciones de ALMA son conducidas en nombre de Europa por ESO, en nombre de Norteamérica por el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO) y en nombre de Asia del Este por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Joint ALMA Observatory (JAO) tiene a su cargo la dirección general y la gestión de la construcción, así como la puesta en marcha y las operaciones de ALMA.