Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Martes 21 de Abril de 2009

Fundación Imagen de Chile será presidida por canciller

Según lo anunció Juan Gabriel Valdés durante seminario internacional

El director de Proyecto Chile – Imagen País, Juan Gabriel Valdés, anunció el establecimiento de la Fundación Imagen de Chile, un organismo aprobado por la Presidenta Michelle Bachelet tendiente a coordinar las iniciativas internas y externas de promoción del país, con el desarrollo de una estrategia para la promoción y proyección de su identidad competitiva.

La entidad estará presidida por el ministro de Relaciones Exteriores y compuesta por, entre otros, los titulares de Economía y Cultura y miembros de los ámbitos de la empresa, la cultura, la ciencia, y la academia, según informó durante el seminario internacional “Comunicación de Imagen País: Desafíos de un Nuevo Concepto”.

“Es a partir de esta institucionalidad que la fundación establecerá el marco conceptual y propondrá las acciones principales que permitirán dar coherencia a las actividades de los distintos instrumentos que el Estado y el sector privado se han dado para la promoción sectorial o genérica del país”, detalló.

Valdés asumió que el organismo incrementará la capacidad de entes del Estado como ProChile, Sernatur, la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería, el Comité de Inversiones Extranjeras o del propio Ministerio de Relaciones Exteriores en la promoción de la nación en el extranjero.

El rol de la diplomacia pública

El ex canciller hizo especial hincapié en que la fundación basará su quehacer en el concepto de diplomacia pública, que organiza el trabajo con que desarrollan su promoción varios países europeos. “Es la idea de la relación con los pueblos y no solamente con los gobiernos, la idea de la comunicación de la cultura y no sólo de la relación comercial. La idea de la diplomacia pública se engloba en torno al proyecto de esta fundación”, enfatizó.

Valdés explicó que la Fundación Imagen de Chile tendrá una “industria o fábrica de ideas”, conformada por profesionales del mundo de las comunicaciones capaces de generar permanentemente iniciativas y propuestas para avanzar en la promoción de la imagen del país en el exterior. Dicha sección, agregó, estará abierta también a recoger las propuestas que provengan de toda la sociedad.

En segundo lugar, el director de Proyecto Chile – Imagen País señaló que la fundación contará con un “centro de medios” destinado a seguir la prensa internacional y compuesto por expertos encargados de “acompañar, favorecer y contrarrestar” información que afecta o incide en la manera como se percibe Chile en el resto del mundo.

Estrategia, coordinación y participación

Juan Gabriel Valdés realzó que la propia Presidenta encargó que esta tarea aunara una estrategia, la coordinación entre los organismos del Estado y el sector privado y la participación de la comunidad chilena en la creación de la fórmula para promover la nación.

“Si no hay una estrategia común ni una narrativa que pueda interpretar a una mayoría y sea sentida como eficaz, es evidente que no habrá coordinación, porque los organismos del Estado van a disparar cada cual hacia donde lo sienten mejor y el sector privado tampoco se va a sentir atraído a buscar un tipo de mensaje o discurso común que le permita aumentar el valor de sus intercambios”, dijo.

El director de Proyecto Chile – Imagen País reflexionó que “la estrategia es central y la coordinación es absolutamente decisiva, pero si no hay participación no existirá compromiso de cada uno de los ciudadanos de Chile con una propuesta de país, por lo que la estrategia no llegaría muy lejos”.

Como primer elemento central y común que conforma la identidad tanto interna como externamente, Valdés destacó la “percepción de un paisaje que se desea preservar como naturaleza eterna y que conforma el elemento principal de protección y creación de riqueza de los habitantes de Chile”.

Como segundo eje fundamental, citó la “capacidad disciplinaria de los chilenos que mantiene un marco de solidez institucional, gobernabilidad y estabilidad de una estructura política y económica que aspira a lograr una sociedad más justa”.

Sin embargo, aclaró, para que las cualidades nacionales puedan ser proyectadas de manera competitiva, deben ser considerados los intereses y valores que le importan a la comunidad internacional. “Una narrativa dinámica significa comunicar un proyecto de país que la comunidad global pueda considerar ejemplar o inspiradora. Por ejemplo, que el paisaje chileno además sea una naturaleza en exaltación, que se vincula a una humanidad que concibe su relación con ésta como compatible, que se vincula con una cultura ecológica, con ciencia avanzada, energía limpia, la producción de una agricultura de selección y calidad superior”, fundamentó.

Tomando el paradigma de Irlanda, subrayó que la gobernabilidad debe estar basada en una suma de acuerdos permanentes de los actores de la sociedad. “Un país que se caracteriza, ante todo, por la voluntad de acabar con la pobreza, integrar la sociedad, mantener una economía interactiva con la globalización, construir empresas capaces de innovar y desarrollar una cultura ciudadana basada en la tolerancia, la apertura a nuevas ideas y la democracia, reviste una visión de la gobernabilidad claramente transmisible”, finalizó.