Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Lunes 8 de Abril de 2013

Chile impulsa la educación para la conservación marina con inédita alianza multisectorial

Directora ejecutiva del Acuario de la Bahía de Monterrey, Julie Packard, participa en seminario organizado por instituciones públicas, privadas y académicas.

Con un seminario de educación para la conservación marina se presentó una inédita alianza entre organismos públicos, privados y académicos tendientes a involucrar a la sociedad con la cultura oceánica y replicar en Chile un acuario público como el de la bahía de Monterrey, en la costa oeste de Estados Unidos.

El director de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores, Gabriel Rodríguez (en la foto), subrayó la necesidad de que Chile incorpore el océano “no solamente en su aparato productivo, sino en su imaginario cultural”, pues se trata de “un laboratorio natural que, al igual como ocurre con la astronomía, la vulcanología o la sismología, representa un recurso turístico y científico  que define nuestra identidad y debemos  cuidar”.

El embajador recalcó las oportunidades y desafíos científicos y de desarrollo que representa el estudio del Pacífico. “Este proyecto adquiere sentido si es capaz de ayudar a Chile a posicionarse en las redes mundiales en las que este tema es cada día más central (…) Queremos que Chile sea mar: tenemos esa misión y ese objetivo”, sostuvo.

El subsecretario del Medio Ambiente, Ricardo Irarrázabal, reflexionó citando a Benjamín Subercaseaux: “Chile es una tierra de océano. O sea un país que por su estructura y su posición geográfica no tiene mayor objetivo, ni mayor riqueza, ni mejor destino -más aún- ni otra salvación que el mar. Para el mar nació, del mar se alimentaron sus aborígenes, por el mar se consolidó su conquista, en el mar se afianzó su independencia, del mar deberá extraer su sustento”.

La autoridad aseguró que la articulación entre actores públicos, privados y académicos generada al alero del Consejo Chile California es “una de las grandes fortalezas de este proyecto”, así como también reconoció la necesidad de tener un “Estado capacitado” y una sociedad interiorizada en la educación marítima.

Por su parte, el doctor en Oceanografía Juan Carlos Castilla, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2010, lamentó que la sociedad chilena esté “ciega al mar y sólo vea su superficie”. A su juicio, “somos  animales terrestres y no logramos maravillarnos ante el mar sencillamente porque no lo vemos”.

Para el académico, una de las maneras de avanzar es teniendo un acuario como el de la bahía de Monterrey, que sirven de “anteojos” para ver más allá; los centros educacionales interactivos, los programas de educación formal e informal y las herramientas tecnológicas puestas al servicio de la comprensión marítima, de manera de generar un verdadero “cambio cultural”.

“¿Cómo es posible que a poco de cumplir sus 200 años de vida independiente, Chile no les regale a sus niños un acuario marino público de clase mundial que nos ayude a desarrollar la cultura marina?”, culminó preguntándose Castilla.

En la ocasión, también estuvieron presentes representantes de organismos involucrados en la iniciativa: la Fundación Imagen de Chile; el Consejo Chile-California; las universidades Católica y de Concepción; el Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas (Ceaza) y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS).

Además de abrir la conversación sobre la conservación oceánica, la ocasión sirvió para trazar los objetivos del programa de educación para la conservación marina que busca colaboración con el Estado de California, dadas las semejanzas entre el país y dicho lugar: un vasto litoral bañado por corrientes similares que disponen un fértil terreno para la colaboración.

Al respecto, la directora del Acuario de la Bahía de Monterrey, Julie Packard, afirmó que “Chile tiene la materia prima básica” para soñar con un acuario como el que existe desde 1984 en California, un estado que ha trabajado en líneas estratégicas claves, de modo de conectar a la gente con el océano, un compromiso multisectorial y la formación de futuros líderes en la materia, así como en la muestra de logros en la conservación, además del éxito financiero y organizacional.

De hecho, California es líder mundial en investigación, educación y promoción de la vida marina, aspectos que Chile busca impulsar para posicionarse como referente internacional, dadas sus inmejorables condiciones naturales, con un borde costero de 8.000 kilómetros y 3,5 millones de kilómetros cuadrados de mar, que albergan una multiplicidad de ecosistemas en sus aguas continentales, insulares y antárticas.

La agenda de Packard en Chile contempla también reuniones con el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, y un grupo de empresarios, inversionistas y representantes de instituciones privadas. Además, tiene en agenda visitar la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM) de la Universidad Católica, ubicada en Las Cruces, Región de Valparaíso, para inaugurar una sala de educación marina, evento al que asistirá un grupo de estudiantes de la zona.