Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Miércoles 28 de Octubre de 2015

Científicos chilenos logran detectar enfermedades psiquiátricas mediante el análisis de los movimientos oculares y la actividad cerebral

Investigación encabezada por el Dr. Pedro Maldonado del Instituto de Neurociencia de Biomédica se presenta como una oportunidad para poder confirmar diagnósticos de manera precoz y anticipar el tratamiento de patologías como el alzhéimer y la esquizofrenia.

Científicos chilenos logran detectar enfermedades psiquiátricas mediante el análisis de los movimientos oculares y la actividad cerebral

Una novedosa investigación desarrollada en el Instituto de Neurociencia Biomédica (BNI, Biomedical Neuroscience Institute) de Chile ha permitido descubrir la existencia de enfermedades psiquiátricas en pacientes mediante el estudio de sus movimientos oculares y la actividad neurológica.

En una conferencia organizada por Imagen de Chile y BNI, el Doctor Pedro Maldonado, quien ha liderado las indagaciones en conjunto con los científicos Pablo Gaspar, Hernán Silva y Andrea Paula-Lima, explicó los resultados de los estudios realizados con personas que padecen enfermedades como el alzhéimer y la esquizofrenia. “En nuestras investigaciones hemos descubierto que los movimientos oculares naturales y su correspondiente reflejo en las señales cerebrales son diferentes en los pacientes estudiados y por lo tanto son prometedores biomarcadores para estas patologías”, afirmó.

Es así, como gracias a las mediciones de los movimientos oculares y de las señales de electroencefalografía durante la exploración libre de imágenes naturales, estos científicos chilenos pudieron detectar que en los pacientes afectados de esquizofrenia hubo una reducción de la exploración espacial, es decir, no miraban a todos los lados de la escena visual como sí lo hacen las personas sanas. “Hemos podido constatar que la reducción de la exploración visual de estas personas se debe a razones más bien cognitivas”, sostuvo Maldonado.

Asimismo, en las indagaciones realizadas con pacientes con deterioro cognitivo leve (que pueden derivar a alzhéimer), detectaron que si bien la exploración visual fue bastante normal, hubo una notoria diferencia de las señales eléctricas que sucedían en el cerebro cuando se producía el movimiento de los ojos con respecto a personas sanas.

Al respecto, la directora ejecutiva de Imagen de Chile, Myriam Gómez, sostuvo que “Chile está creciendo mucho en desarrollo científico, demostrando que tiene gran potencial de investigar y generar aportes en temas que son de interés internacional. Esto se convierte en una ventana importante hacia el exterior, y un país que avanza en esta línea aporta fuertemente a la construcción de su reputación y en consecuencia, fortalece su imagen país ante el mundo”.

A nivel internacional, las enfermedades neurológicas y psiquiátricas constituyen cerca de un 25% de toda la carga económica en salud. Esta carga ha ido en aumento, tanto por el progreso que se ha realizado en otros ámbitos de la medicina y también por el paulatino envejecimiento de la población. Maldonado explicó que en enfermedades como la esquizofrenia y el alzhéimer, la detección precoz de síntomas es muy importante. “Las intervenciones tempranas tienen un mayor impacto en el tratamiento de los síntomas asociados a estas patologías. Además reducen los costos asociados al cuidado y a la calidad de vida de estos pacientes.

La esquizofrenia es un trastorno mental que afecta a alrededor de 1% de la población mundial. Entre sus síntomas centrales están la desorganización del discurso y el pensamiento, alteraciones del estado de ánimo y la conducta. Hasta hoy, el diagnóstico de esta enfermedad se basa en entrevistas y observación del comportamiento del paciente, por parte de un psiquiatra entrenado.

Por otro lado, el alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, donde los síntomas de demencia empeoran gradualmente a través del tiempo. Entre sus síntomas tempranos, se observa la pérdida de memoria espacial para luego derivar en problemas de reconocer personas y objetos.