Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Martes 6 de Agosto de 2013

Desarrollan en Chile aplicaciones de vanguardia en neurociencia

Dispositivo para cuantificar el Parkinson y sistema para seguir en tiempo real la actividad neuronal fueron impulsados por Corfo.

Una herramienta capaz de cuantificar el avance de enfermedades neurodegenerativas y un sistema de bajo costo que permite observar en tiempo real la actividad cerebral son algunos ejemplos de las innovaciones de clase mundial desarrolladas en Chile gracias al apoyo de la agencia de promoción del emprendimiento Corfo.

Beneficiarias de los programas Capital Semilla y Start-Up Chile, ambas iniciativas fueron presentadas a corresponsales de medios de prensa extranjeros por sus propios desarrolladores, durante un encuentro encabezado por el director ejecutivo de la Fundación Imagen de Chile, Blas Tomic, y el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre.

La primera de ellas es Parksys, un dispositivo funcional al médico y amigable con el paciente que permite dimensionar de manera precisa y objetiva los síntomas de afecciones como el temblor esencial, el mal de Parkinson y la enfermedad de Huntington que hasta ahora solo eran evaluados de forma visual.

Gracias a la innovación de la empresa Infratec, compuesta por profesionales chilenos de las ciencias básicas y aplicadas de la Región de Valparaíso, los especialistas pueden calcular la evolución en dolencias neurodegenerativas de manera rápida y no invasiva, lo cual se traduce en diagnósticos más certeros y seguimientos adecuados para cada paciente.

El gerente general de la firma, el ingeniero civil biomédico Ítalo Bavestrello, explicó que “asignarle valores a los síntomas de los pacientes, poder almacenados para ser comparados en el tiempo, generando estadísticas y protocolos, ha sido el aporte esencial de Parksys”.

El producto respaldado por el programa Capital Semilla de Corfo, que complementariamente ha conseguido medir grados de absorción de drogas según las edades de las personas y el nivel de avance de las enfermedades, se encuentra pronto a lanzarse al mercado, tras cumplir su fase de prototipo y las pruebas clínicas.

El cerebro en la TV

Acercar didácticamente la ciencia a las masas, enseñar e inspirar a las nuevas generaciones en la neurotecnología y la electrónica, de manera directa y táctil, son las metas de Tim Marzullo y Greg Gage. Los emprendedores estadounidenses idearon un bioamplificador capaz de recrear funciones del cerebro en tiempo real, con imágenes y sonidos en cualquier monitor, incluso en la pantalla de un teléfono móvil.

Backyard Brains se llama la empresa y SpikerBox el dispositivo que actualmente recorre establecimientos educacionales de todo Chile midiendo, grabando y reproduciendo la actividad de las células motoras de los estudiantes, a través de la proyección amplificada en video y audio de los voltajes que produce el organismo.

Otra de sus invenciones es RoboRoach, un insecto robot cuyo movimiento puede ser controlado mediante señales eléctricas enviadas a sus antenas via control remoto y que es el primer organismo cibernético disponible comercialmente.

Sus creadores revelaron que “originalmente, SpikerBox fue diseñado para testear cucarachas. Tanto su aplicación en humanos como el desarrollo completo de RoboRoach solo fueron posibles gracias a los US$ 40 mil y la visa de trabajo que nos entregó Start-Up Chile”, programa que ya acumula ocho procesos de selección, el último de los cuales recibió 1.368 postulaciones de 63 países.

Apuesta de valor

“Tenemos la certeza de que la innovación es un factor clave para mejorar la productividad y la competitividad, así como para crear las condiciones para una sociedad de oportunidades. Y la materialización de esos desafíos es justamente lo que consiguen programas como Start-Up Chile, promoviendo emprendimientos de clase mundial en fase temprana al país, que se transforma en un ecosistema colaborativo y diverso al actuar como plataforma”, manifestó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre.

La autoridad recordó que, con motivo del Año de la Innovación, Chile ha invertido en 2013 alrededor de US$ 1.000 millones en ciencia y tecnología, puesto que “queremos provocar un cambio de paradigma en la forma de cómo se percibe este concepto, creando espacios para la creatividad, las nuevas ideas y el emprendimiento”.

Para el director ejecutivo de la Fundación Imagen de Chile, Blas Tomic, “Parksys y SpikerBox representan aportes concretos para la comprensión y el estudio de la neurociencia. La innovación crea valor, transforma ideas y conocimiento en nuevos productos o servicios para la comunidad, pero además generan reputación y admiración para los países”.

Prueba de ello es que Start-Up Chile, cuya meta es completar un millar de proyectos a 2014 y su próxima convocatoria se inicia el 10 de septiembre, ha sido reconocido por medios internacionales como Forbes, The Economist, BusinessWeek, TechCrunch y The Financial Times, entre otros, y ha inspirado ideas similares en América y Europa.