Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Miércoles 25 de Febrero de 2015

Financial Times destaca la industria vitivinícola de Chile

Una extensa columna de opinión escrita por la periodista y crítica de vinos más respetada del mundo según Decanter, Jancis Robinson, describe la variedad de vinos chilenos, los compara con los de Sudáfrica y destaca especialmente la producción nacional en las zonas de Itata y El Maule.

Financial Times destaca la industria vitivinícola de Chile

La reconocida crítica británica de vinos y actual asesora de la bodega de vinos de la Reina Isabel II del Reino Unido, Jancis Robinson, escribió en Financial Times una columna sobre su reciente viaje a Chile donde destacó a la nueva generación de productores chilenos y comparó los vinos de nuestro país con los de Sudáfrica.

“Los dos están entre los productores de vino más importantes fuera de Europa. Cada uno tiene una industria basada, hasta hace poco, en grandes compañías que hacían variaciones de los temas dictados por los clásicos europeos”, afirma. Sin embargo, “en los últimos años, en ambos países, ha emergido una nueva generación de productores a pequeña escala más jóvenes (…) que están produciendo una nueva colección de vinos basada en las cepas más antiguas, y previamente despreciadas, del país, en regiones que hace diez años apenas se mencionaban”.

En el caso de Chile, las regiones que han albergado a la nueva generación de productores se ubican más al sur que las zonas tradicionales, específicamente en el Maule e Itata. Ambas tienen vides muy antiguas, particularmente de Cinsault y Carignan, que fueron plantadas con el apoyo del gobierno tras devastadores terremotos a fines de los ’40 y ’60.

“Esto le agrega color a la variedad tradicional de la región, la largamente desdeñada País, la primera variedad de vid europea introducida en América Latina por los conquistadores” y conocida actualmente como Mission en California y Criolla Chica en Argentina, postula Robinson.

Respecto a la publicación, la Directora Ejecutiva de la Fundación Imagen de Chile, Myriam Gómez, señaló que “el vino es probablemente uno de los embajadores más importantes que tiene nuestro país. De hecho, en diversos estudios realizados en la Fundación Imagen de Chile hemos comprobado que la primera asociación libre que hacen las personas extranjeras cuando piensan en Chile es este producto. Además, hoy somos el cuarto mayor exportador de vinos a nivel mundial”.

En el texto, Robinson agrega que ha habido incursiones recientes en áreas como Apalta, que podrían ofrecer vinos ricos y poderosos como los que estuvieron en boga a fines del siglo pasado. Asimismo, otras regiones templadas por la niebla del Pacífico han producido frescos Chardonnay y Sauvignon Blancs, además de Pinot Noir.

Pero en 2009 doce productores se unieron y formaron una asociación llamada Movi, que pretendía refrescar a una industria que era saludable, pero cómoda y conservadora. Desde entonces, Movi “ha crecido y agitado las cosas, generando un grupo de vinos llamados Vigno, con base en las antiguas vides Carignan del Maule y producidas siguiendo un conjunto estricto de reglas que se asemejan a las regulaciones appellation contrôlée de Francia”.

Para la columnista, es notable que haya habido un impulso por copiar la iniciativa de Movi por parte de las grandes empresas que ellos querían remecer. Casa Lapostolle, Miguel Torres, Santa Emiliana, Undurraga, Valdivieso, De Martino, Jackson Family Wines, de California, y ahora la mayor de todas, Concha y Toro, han pedido unirse al club Vigno y usar su llamativo logotipo en al menos una de sus etiquetas.