Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Lunes 26 de Abril de 2010

Imagen del país en el exterior

El Mercurio

El director ejecutivo de la Fundación Imagen de Chile, Juan Gabriel Valdés, reflexiona en esta carta al director publicada el domingo 25 de abril de 2010 sobre el conocimiento de la nación en el extranjero.Fundación Imagen de Chile - Noticias - imagen-del-pais-en-el-exterior Señor director:
Leí con mucho interés la columna de Roberto Ampuero titulada “Chile no existe”. En ella el autor expresaba “con desazón” la ausencia de nuestro país en la prensa alemana. Al menos, la ausencia de aquel país “moderno e integrado al mundo” que en los últimos años creemos ser.
Ampuero atribuye nuestra falta de proyección internacional a la “carencia de un cuento, megarrelato o epopeya” que cautive la imaginación mundial. Según él, “hace años perdimos el libreto” y no bastan unos buenos resultados económicos para crear una imagen positiva, ni tampoco sería bueno recuperarla exclusivamente a través de los desastres causados por el terremoto y el maremoto.
No concuerdo con todo lo que señala, pero considero valioso que invite a una reflexión sobre la imagen de nuestro país en el ámbito internacional. En un mundo cada vez más globalizado, la instalación de algún concepto o relato que nos identifique positivamente en el exterior resulta fundamental para aumentar el conocimiento sobre nuestro país, elevar su prestigio y el valor de nuestros intercambios. Una imagen confusa o dispersa debilita nuestra presencia, la hace invisible.
La Fundación Imagen de Chile -una institución público-privada, que reúne a personas con muy distintas miradas sobre nuestro país- se está ocupando, precisamente, de fortalecer nuestra débil presencia en el mundo. A través de investigaciones propias, de aportes que permiten el alineamiento de los organismos públicos y de los actores privados en torno a acciones que destaquen la vida, la cultura, la ciencia y la naturaleza de nuestro país, de la construcción de un sistema de alerta continua sobre nuestra presencia en los medios de comunicación internacionales y de una sofisticada plataforma digital, la fundación ensaya estrategias y acciones que permitan mostrar la imagen compleja, pero dinámica y atractiva del Chile que es y el Chile que viene.
Las mediciones de la opinión pública global son categóricas: somos prácticamente desconocidos en el mundo y sólo nos identifican correctamente algunas élites en algunos países. Los vecinos latinoamericanos nos conocen más. Muchos manifiestan una gran admiración por lo que este país ha logrado en los últimos 20 años, aunque no pierden la oportunidad de reparar conductas que consideran arrogantes y frías. Se menciona nuestra naturaleza como la esencia de nuestra identidad y se nos ve serios, confiables, esforzados y resilientes. Se aprecian nuestras políticas públicas y nuestra institucionalidad.
Reconozcamos que no es un mal punto de partida.
De aquí podemos proyectar los aportes que nuestro país hace o podría hacer en aquellas áreas que de verdad interesan al mundo exterior: la innovación, las políticas contra la pobreza, la protección del medio ambiente, el desarrollo de energías alternativas, la creación cultural y la educación. Y ese relato incrementa sin dudas el atractivo de visitar nuestras bellezas naturales, o consumir nuestra fruta o nuestro vino, o preferir nuestros productos del mar.
Aquellos países que han tenido éxito en este campo, tales como Australia, Nueva Zelandia, o Costa Rica, lo han logrado a través de estrategias pacientes, deliberadas y dirigidas, producto de consensos internos, del trabajo de organismos especializados y una dotación de recursos adecuados.