Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Miércoles 29 de Octubre de 2014

Investigadora chilena desarrolla inédita tecnología basada en plantas para contrarrestar efectos de la industria minera

Para la Fundación Imagen de Chile, este tipo de innovaciones sustentables y biotecnológicas son de gran relevancia para el desarrollo mundial de la industria minera e impactan positivamente en la imagen de Chile en el extranjero.

Investigadora chilena desarrolla inédita tecnología basada en plantas para contrarrestar efectos de la industria minera

Con el objetivo de aportar al desarrollo sustentable de la minería, la Dra. Claudia Ortiz, bioquímica perteneciente a la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago, desarrolló una línea de investigación basada en el estudio de plantas con una alta resistencia a los metales, capaces de hacer frente a los embates de los procesos productivos derivados de la minería.

En una charla organizada por la Fundación Imagen de Chile, la académica dio a conocer Ambiotek SpA, un spin-off de la Universidad de Santiago que busca vincular la ciencia con la industria a través del desarrollo de innovadores procesos que permiten -entre otros- tratar, estabilizar y remediar suelos y aguas impactados por actividades industriales, proceso denominado “fitorremediación”.

Las fitotecnologías se basan en el uso de plantas y microorganismos endémicos que se seleccionan por su proceso de aclimatación en ambientes explotados económicamente. Algunas de las plantas que se utilizan son del género baccharis, atriplex y la naturalizada phragmites australis.

Esta técnica de descontaminación consiste en la utilización de sistemas biológicos, los que actúan como digestores, para contrarrestar los efectos contaminantes de la minería. Es así como, por ejemplo, en sólo seis meses se ha logrado disminuir en 30% los sulfatos de aguas residuales derivadas de las faenas mineras. Sus aplicaciones también consideran el tratamiento de desalinización de aguas marinas, a través de sistemas de biofiltros, que se transforman en una alternativa más eficiente para la industria minera.

Según comenta la doctora Claudia Ortiz, “estas tecnologías generan un relevante aporte ambiental, ya que permiten avanzar hacia un desarrollo industrial de manera sustentable y, a la vez contribuyen en materia social, porque permite enfrentar los efectos no deseados de los procesos productivos involucrando a la comunidad”.

“Desde Chile, la ciencia y la tecnología se pone al servicio no sólo de la actividad económica, sino que también aboga por la calidad de vida de las diferentes comunidades que conviven con diferentes procesos productivos”, puntualizó Ortiz.

Según estadísticas de Sernageomin, Chile produce cerca de un millón de toneladas de relave diarias, es decir, casi 300 millones de toneladas anuales.

La tecnología desarrollada por la académica de la Universidad de Santiago ya se aplica en Chile, particularmente en algunas faenas de las estatales Codelco y Enami, y también se encuentra en etapa de validación en Bolivia, Colombia y Canadá. “Codelco tiene una especial preocupación por incorporar permanentemente nuevas tecnologías que apunten a minimizar los impactos provocados en el medio ambiente, de allí que hemos generado alianzas con casas de estudios, como la Universidad de Santiago, para desarrollar proyectos pilotos que van en esa dirección y con los que hemos conseguido excelentes resultados”, aseguró el gerente de Sustentabilidad y Asuntos Externos de Codelco División Chuquicamata, Sergio Molina Berrios.

Para la directora de la Fundación Imagen de Chile, Myriam Gómez, este tipo de innovaciones posiciona a nuestro país como referente mundial en el ámbito de la ciencia y la tecnología. “Chile es un país minero y es reconocido internacionalmente por su experiencia y capacidad en este rubro, por eso que innovaciones sustentables como estas son de gran relevancia para el desarrollo mundial de esta industria e impactan positivamente en la imagen de Chile en el extranjero”.

Sobre la Dra. Claudia Ortiz

La Dra. Claudia Ortiz es académica de la Facultad de Química y Biología de la U. de Santiago; cuenta con más de 15 años de experiencia en proyectos de investigación y desarrollo en el área de Bioquímica y Biología molecular de sistemas vegetales adaptados a estrés ambiental, particularmente vinculado a sistemas áridos y semi-áridos y la minería metálica.