Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Jueves 6 de Octubre de 2011

Presentan registro actualizado de la flora del archipiélago Juan Fernández

Patrocinados por Fundación Imagen de Chile, investigadores mostraron un adelanto de la investigación, que detectó cientos de especies endémicas en el paraje insular declarado patrimonio de la humanidad.

Fundación Imagen de Chile - Noticias - presentan-registro-actualizado-de-la-flora-del-archipielago-juan-fernandez

Botánicos franceses

Por casi 15 años, los botánicos franceses Philippe Danton y Christophe Perrier registraron las especies vegetales que habitan el archipiélago Juan Fernández y que constituyen ecosistemas únicos en el mundo.

El gran valor de este trabajo, patrocinado por Fundación Imagen de Chile, ha sido plasmado en la publicación “Estudio para una monografía de la flora vascular del archipiélago Juan Fernández. Joyas verdes en el  océano”, que recoge la enorme diversidad y riqueza biológica del hábitat insular.

Los resultados del estudio, que además hace un llamado de alerta frente a la amenaza que enfrenta el frágil ecosistema insular por la acción del hombre, fueron presentados recientemente en la Biblioteca Nacional en una ceremonia a la que asistieron también autoridades de los ministerios de Relaciones Exteriores y Medio Ambiente.

Estuvieron presentes delegados de la embajada de Francia en Chile, el Instituto Francés de Chile y la Fundación Archipiélago Juan Fernández y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), que han apoyado la publicación y se han comprometido con la causa de la isla.

Bosque único

Declarado parque nacional en 1935 y reserva mundial de la biosfera por Unesco en 1977, el archipiélago Juan Fernández es reconocido como un verdadero laboratorio viviente, con más de 200 especies vegetales endémicas, en el que se puede estudiar fenómenos biológicos y evolutivos de interés general.

“En la isla existe un bosque, completamente original, al que yo le puse el nombre de Myrtisylva fernandeziana. Es el único bosque que conozco en todo el mundo que tiene el cien por ciento de sus especies arbóreas endémicas. ¡Esto es excepcional! Incluye plantas, insectos, arañas, pájaros, todo un ecosistema totalmente original que se debe estudiar y proteger antes de perderlo”, declara Philippe Danton el botánico francés que lidera este trabajo.

Lamentablemente, casi el 84 % de la flora nativa está amenazado. Una situación similar ocurre con la fauna del archipiélago. Ello se debe fundamentalmente a la introducción de especies exóticas invasoras, vegetales y animales, y a la erosión del suelo, resultado de la antigua deforestación con un sobrepastoreo crónico.

Según la observación de Danton y Perrier, Juan Fernández contaba originalmente con un bosque constituido íntegramente por especies arbóreas endémicas, bosque prístino que ahora se encuentra invadido con especies introducidas. Hoy, el catastro realizado por los investigadores en 2006 concluye de manera preliminar que en la isla habitan un total de 716 especies, de las cuales 213 son nativas (con 135 endémicas) y 503 son introducidas.

De manera natural en territorios insulares como el de Juan Fernández, se considera que una especie vegetal nueva se instala cada 8 mil años. En 1896, el doctor Federico Johow registró en el archipiélago 95 especies introducidas. Así la naturaleza habría necesitado 2.696.000 años para realizar lo que la acción del hombre ha producido en 110 años, con la introducción voluntaria e involuntaria de semillas y plantas foráneas.

No obstante la compleja situación actual, esta iniciativa, sumada a esfuerzos públicos y de otras organizaciones nacionales e internacionales, han estimulado un urgente y necesaria estrategia. Este proceso, de recuperación, bien llevado y fundado en un diagnóstico pluridisciplinario del estado ecológico del archipiélago, debería permitir la preservación del ambiente insular y a los isleños enfrentar sus desafíos actuales y futuros de manera armónica y sustentable.

Grandes naturalistas

El estudio es una edición de la Fundación Archipiélago Juan Fernández. Sus páginas ofrecen una acabada investigación, acompañada de fotografías y dibujos realizados por los propios autores, evocando la tradición de los naturalistas y viajeros de siglos pasados. Sin embargo, se trata de botánica moderna.

El valor científico de este trabajo es comparable a los aportes realizado por grandes naturalistas como Claudio Gay, Federico Johow o Carl Skottsberg, y sin duda ayudará a difundir la biodiversidad de ese territorio, poniendo en relieve el trabajo en pos de su conservación, como patrimonio natural único en el mundo. Juan Fernández es a la flora lo que las Galápagos es a la fauna.

Fue por este motivo que en 2010, el Gobierno de Chile, representado por el embajador de Chile en Francia, Jorge Edwards, condecoró a estos botánicos con la orden Bernardo O’Higgins en el grado de oficiales -el mayor reconocimiento que puede recibir un extranjero del Estado de Chile-, por el trabajo realizado durante años para estudiar e inventariar la flora del archipiélago.

El subsecretario de Relaciones Exteriores, Fernando Schmidt, destacó que los científicos fueron distinguidos esta condecoración no sólo por su importante investigación, “sino también por alertarnos sobre la necesidad de proteger este excepcional ecosistema reconocido internacionalmente. Para la cancillería, esta publicación constituye un aporte a la conservación, puesta en valor y difusión de este extraordinario patrimonio natural”.

Por su parte, la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, los nombró “forjadores ambientales”, reconocimiento que entrega la institución a aquellas personas que han colaborado a la conservación de los recursos naturales del país. “El aporte de estos botánicos franceses es sumamente importante, Chile tiene mucho que agradecerles, su ayuda al conocimiento de la flora de Juan Fernández es invaluable”, comentó.

El trabajo es el anticipo de una obra monumental que contendrá el catastro de la totalidad de las especies nativas, endémicas e introducidas actualmente en las tres islas del archipiélago. La obra, cuya publicación esté contemplada antes de 2015, constituirá un invaluable instrumento científico para fomentar una integral investigación y conservación de la flora única de Juan Fernández.