Síguenos en Twitter Facebook Youtube
Noticias

Lunes 5 de Septiembre de 2011

Tomic y el impacto de las protestas en la imagen país: “Esconderlas o disfrazarlas sería el peor error”

La Segunda

En entrevista con el vespertino de Santiago, el director ejecutivo de Fundación Imagen de Chile repasó sus primeros meses al mando del organismo público-privado.Fundación Imagen de Chile - Noticias - tomic-y-el-impacto-de-las-protestas-en-la-imagen-pais-esconderlas-o-disfrazarlas-seria-el-peor-erro A continuación, el texto íntegro de la entrevista que el director ejecutivo de Fundación Imagen de Chile, Blas Tomic, entregó al vespetino La Segunda este viernes 3 de septiembre de 2011:

En sus dos meses y medio al frente de la Fundación Imagen de Chile, Blas Tomic, ha encaminado su gestión por las vertientes de un reconocimiento al trabajo “meritorio” del equipo que encabezó su antecesor Juan Gabriel Valdés y de un franco reconocimiento al largo camino que falta en este campo de infinitas posibilidades de acción, pocos recursos y enorme competencia internacional.

Es así que a partir de lo logrado en cuanto a “instalar ampliamente entre los chilenos que la imagen en el exterior es muy relevante para el desarrollo exitoso en este mundo globalizado y que todos somos responsables de ella”, Tomic define su gran objetivo: “queremos dar un salto en el alcance de este trabajo, lo cual significa, entre otras cosas, contar con más recursos para desarrollar acciones más vistosas, que lleguen a mayores audiencias. Yo espero aportar y construir un nuevo peldaño”.

Y junto con anticipar que este objetivo implicará “fortalecer algunas áreas de nuestro equipo profesional”, precisa que más que en el tamaño de la fundación, su énfasis estará puesto en “seguir mejorando la calidad de nuestros análisis y de nuestras asesorías”. De ahí que las tres líneas maestras en las que está enfocado su equipo sean profundizar la cantidad y calidad de los conocimientos sobre la “identidad profunda” de los chilenos y su percepción internacional; el acercamiento a los actores privados y públicos constructores de imagen, y generar modalidades para “colaborar con todos esos actores relevantes”.

Para potenciar este plan, acaban de formar un comité de coordinación donde participan ProChile, Sernatur, Corfo y el Ministerio de Cultura, pero Tomic enfatiza que “lo que se requiere es que todos los chilenos, y no sólo las grandes instituciones, se sientan embajadores de una misma imagen y estén orgullosos de ella. Ese es el secreto del éxito”.

–Varios dirigentes empresariales han pedido un incremento significativo en los recursos para la fundación ¿Cuál será su postura en la próxima discusión presupuestaria?

–Mientras algunas empresas chilenas que tienen un presupuesto de marketing cercano a US$ 60 millones anuales para el mercado local, nosotros tenemos un presupuesto total anual que es la décima parte de eso. La primera conclusión es que la Fundación no puede ni debe intentar actuar como un agente de publicidad de la marca Chile a nivel mundial, seríamos una gota de agua en el océano. Pero al mismo tiempo se necesitan recursos significativos para hacer un trabajo efectivo de promoción de la imagen de Chile.

–¿En cuánto debiera subir?

–Es bastante subjetivo determinar qué es lo razonable, pero varios otros países le destinan más recursos que nosotros a esta tarea. Panamá, por ejemplo, ha destinado para el 2011 US$ 31 millones y Perú US$ 15 millones para este año. No podemos engañarnos: los países también compiten entre sí y varios competidores directos están realizando esfuerzos agresivos de promoción en estos días, como el propio Perú, Colombia y Uruguay en América Latina. Sería grave que nos quedemos atrás, y me gustaría que hubiera más recursos disponibles.

–Dentro del monitoreo de la fundación a la cobertura internacional de las noticias de Chile ¿qué han concluido sobre el impacto del movimiento estudiantil?

–Las movilizaciones son noticias destacadas que salen como lo que son, conflictos sociales importantes. La interpretación que se hace afuera todavía es que son delicados, pero hasta cierto punto normales en una democracia, aunque en los últimos días esa cobertura ha empezado a adquirir un cariz de mayor preocupación. La imagen de Chile nace de su realidad, y tratar de esconderla o de disfrazarla sería el peor error. Pero también es parte de esa misma noticia el cómo se procesan esos conflictos, funcionan las instituciones y se resuelven los problemas.

–A partir del clima de agitación social, los empresarios advierten un impacto en la competitividad e inversiones ¿ve el mismo efecto?

–Es normal que una sociedad pase por momentos de debate y a veces de redefinición de ciertas prioridades. Obviamente, no es bueno para la imagen de Chile que el conflicto actual se prolongue por mucho tiempo, porque empiezan a surgir preguntas sobre la verdadera salud de nuestra democracia. Pero personalmente creo que al final surgirá un amplio consenso en torno a soluciones de fondo, en cuyo caso vamos a salir fortalecidos y no debilitados. Varios países de América Latina, e incluso en el hemisferio norte, observan con mucha atención lo que está pasando hoy en Chile, y no descarto que al final una vez más se diga que los chilenos hemos dado un ejemplo de creatividad democrática, tal como lo hicimos durante las últimas décadas. Sería otra demostración de que los chilenos hacemos bien las cosas importantes.

–La fundación desarrolla un primer estudio de la autoimagen de los chilenos ¿cuál es su avance?

–Ya realizamos algunos estudios en esta materia, pero requerimos seguir profundizándolos en los próximos meses. Esto va de la mano con nuestro deseo de realizar acciones dentro del país que nos permitan lograr que todos los chilenos estemos alineados con un mismo relato esencial, que vibremos de la misma forma frente a una identidad común. No se puede contar afuera lo que no nos creemos adentro.

–¿Cuál es su evaluación del concepto “Chile Hace Bien”?

–El concepto responde a una larga investigación sobre cómo es percibido nuestro país en el exterior. Sin embargo, nuestra identidad es mucho más rica y variada, y una de nuestras tareas principales es ir agregándole atributos, densificar esa percepción y darle mayor riqueza y emocionalidad, que es donde está el secreto de lo que es atractivo y memorable.

–¿Cómo evalúa la campaña de “marca Perú”?¿Es un ejemplo digno de imitar?

–Perú ha realizado una espléndida campaña interna y su caso es muy iluminador porque encontraron la fórmula para despertar el entusiasmo y el apoyo transversal de los distintos estamentos del país. Conectaron autoimagen con autoestima. Es un ejemplo del que tenemos que aprender.

No podemos engañarnos: varios competidores directos están realizando esfuerzos agresivos de promoción, como Perú, Colombia y Uruguay. Sería grave que nos quedemos atrás”.

Lunes 5 de Septiembre de 2011

Tomic y el impacto de las protestas en la imagen país: “Esconderlas o disfrazarlas sería el peor error”

La Segunda

En entrevista con el vespertino de Santiago, el director ejecutivo de Fundación Imagen de Chile repasó sus primeros meses al mando del organismo público-privado. (más…)